Publicado el Deja un comentario

Herramientas tecnológicas como aliadas para el fomento de la lectura

Existe el mito de que las nuevas tecnologías actúan como elemento de distracción para el público infantil y juvenil a la hora de inclinarse por la lectura. Lejos de eso, las herramientas tecnológicas nos proporcionan un mundo nuevo en el que explorar en el campo del fomento de la lectoescritura.

Actualmente estamos formando a una generación de nativos digitales. Son niños que se han desarrollado con las herramientas digitales como canal de juego, de aprendizaje y también como medio de expresión y recepción de inputs culturales, un medio en el que se sienten cómodos y que puede servir para acercarles la lectura de una manera positiva. Hay ya muchas plataformas online destinadas a enriquecer la experiencia de la lectura para niños (y para no tan niños) que permite ir mucho más allá que con el libro físico. Por ejemplo, podemos encontrar lecturas interactivas o lecturas con sonidos integrados, unas experiencias muy dinámicas y atractivas para los más pequeños.

Se suele decir que quién no tiene pasión por la lectura es porque aún no ha encontrado un libro adecuado. En este sentido, cada vez hay más plataformas en internet que desarrollan un servicio de prescripción lectora basado en algoritmos y que ofrecen recomendaciones personalizadas para cada individuo a partir de sus búsquedas. Estos sistemas permiten proporcionar a cada niño libros adaptados a sus gustos y necesidades.

Hay también mucho camino por explorar en la llamada lectura social: usar las redes sociales como herramienta de comunicación del lector con otros lectores o con la propia biblioteca haciendo. De este modo la lectura pasa a ser un acto colectivo en el que se pueden intercambiar opiniones y los canales de difusión de la biblioteca pasan de ser unidireccionales a incluir también a los usuarios para permitir que estos sean más participes de la institución.

Fomentar la lectura con medios digitales no quiere decir olvidarse de los libros convencionales ya que ambos medios pueden complementarse para enriquecer nuestras lecturas. La Biblioteca Pública Municipal Jesús Antonio Arango Gallo, en Colombia, fue premiada por su proyecto “Burbujas Digitales». Con él buscaban promover la lectura entre los niños dándoles herramientas para complementar ambos medios.

En el siguiente enlace podéis ver este y los otros proyectos premiados en el concurso “Red de Ideas” que promueve la Red de Bibliotecas de Medellín y que en 2014 se centró en proyectos de promoción de lectura digital: Premiadas las bibliotecas que promueven la lectura digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *